Derechos de propiedad intelectual e industrial en España
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)

0
(0)

DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL EN ESPAÑA

¿Cómo proteger tus derechos de propiedad intelectual en España?

En España los derechos de propiedad Intelectual se defienden a través del Registro de Propiedad Intelectual. Y, por ello, en la actualidad podemos inscribir los derechos de propiedad intelectual de obras, actuaciones o producciones protegidas por la ley.

En ocasiones determinados diseños industriales son susceptibles de su registro en el Registro de Propiedad Intelectual. 

Estas son las características básicas del registro:

  • Es voluntario. La inscripción no es obligatoria. Los derechos de autor nacen por el mero hecho de la creación de una obra.
  • Es algo obvio pero los derechos que se inscriben existen y su pertenencia se presume al titular inscrito.
  • Los asientos del registro son públicos, pueden solicitarse certificaciones, notas simples o acceder a los mismos informáticamente.
  • Refleja las sucesivas inscripciones de titularidad del derecho desde su nacimiento hasta que pasa a ser de dominio público.
  • Implica calificación. El registrador califica y resuelve sobre la legalidad de la inscripción pretendida, mediante la inscripción, suspensión o denegación. El registrador tiene 6 meses para resolver.

A nivel organizativo, elsistema registral es España es único y descentralizado. Se compone de un registro central y registros territoriales (en las comunidades autónomas que lo hayan creado). Igualmente existe una comisión de coordinación que colabora con ellos.

Actualmente, la inscripción ya no precisa de título público. De esta manera se simplifica y abarata el procedimiento.

¿Cuándo puedo registrar un diseño en el Registro público de la Propiedad Intelectual?

En ocasiones, el resultado del diseño también puede ser considerado como una obra intelectual, de manera que a los derechos propios del diseño se le pueden acumular los generados por su condición de obra intelectual. Ello ocurre sólo en los supuestos en que el diseño posea cierto grado de originalidad (altura creativa). 

La Propiedad intelectual consiste en la atribución directa por la Ley de una serie de derechos a favor del creador (llamados derechos de autor), de forma que éste ostenta un monopolio de explotación para reproducir, distribuir, comunicar públicamente y transformar la obra creada.

El nacimiento de estos derechos se produce automáticamente por el sólo hecho de su creación, sin necesidad de su registro, si bien es posible y recomendable su inscripción, a efectos de prueba, en el Registro público de la Propiedad Intelectual, dependiente del Ministerio de Cultura y de las Comunidades Autónomas, siendo el único Registro de Propiedad Intelectual habilitado para expedir certificaciones oficiales, como documento público, de las inscripciones realizadas.

Es importante tomar en consideración los siguientes aspectos:

  • La vigencia de los derechos de autor se extiende toda la vida de autor y 70 años después de su muerte. Corresponde al Registrador de la Propiedad Intelectual la calificación de la originalidad, a los solos efectos registrales, por lo que NO todos los diseños son inscribibles en este registro.
  • La Ley otorga directamente a la persona física creadora de la obra intelectual los derechos sobre ella. En el caso de que los derechos quieran inscribirse a nombre de un tercero (otra persona física o jurídica) habrá que acreditar documentalmente al Registro la vía de transmisión del autor al titular o titulares sucesivos.
  • La inscripción en el Registro público de la Propiedad Intelectual genera una presunción, de manera que, salvo prueba en contrario, se presume que los derechos inscritos existen y pertenecen a su titular en la forma determinada en el asiento respectivo (desplaza la carga de la prueba a quien la discuta). Los anteriores efectos se limitan al territorio español, sin perjuicio de su valor como documento público, a efectos de acreditar socialmente en el exterior la titularidad de los derechos.

Más información aquí

Registro de diseño industrial en España: 

Un diseño industrial añade valor a un producto, lo hace más atractivo y llamativo para los clientes e incluso puede ser el motivo principal de compra del consumidor.

Al proteger un diseño en la OEPM (Ocina Española de Patentes y Marcas), su titular obtiene el derecho exclusivo de impedir que terceros lo reproduzcan o imiten sin su autorización, pero además hay otros benecios adicionales:

  • Distingue nuestros productos de los competidores
  • Mejora la imagen de una empresa
  • Es un derecho que puede heredarse, hipotecarse, licenciarse, cederse o venderse, lo que ayuda a obtener ingresos adicionales.

Si tu mercado objetivo va a ser la Unión Europea, una vez que haya solicitado su Diseño en España, y en el plazo de seis meses a partir de la fecha de solicitud, podrá solicitar un Diseño comunitario con validez en los 28 países de la Unión Europea, concedido por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO).

Más información aquí.

¿Qué se puede registrar como diseño industrial?

Los dos requisitos que se deben cumplir para registrar un diseño en España son:

  • El diseño debe ser “nuevo”, se considera que un diseño es nuevo si no se ha hecho público ningún otro diseño idéntico antes de la fecha de presentación de la solicitud de registro
  • Debe tener “carácter singular” que supone que la impresión que produce en un usuario informado diere de la impresión general que haya producido otro(s) diseño(s) anterior(es)

NO SE PUEDE registrar como diseño aquellos que responden sólo a una función técnica, ni los símbolos o emblemas oficiales (como la bandera nacional) ni los contrarios al orden público.

Aspectos a considerar en relación a los diseños industriales:
  • Se pueden solicitar a partir de 76,43 €*, sin necesidad de un intermediario, tramitarse electrónicamente y pagar con tarjeta de crédito.
  • Se conceden en un plazo medio de 1 mes pero si no hay defectos pueden llegar a concederse en tan solo 72 horas.
  • La concesión coincide con la publicación y sólo si hay oposiciones se realiza un examen de novedad/carácter singular.
  • Se publican en color y en formato electrónico, de forma que la publicación en el BOPI puede utilizarse en un catálogo comercial.
  • Pueden protegerse durante 25 años y son compatibles con otros derechos de propiedad industrial e intelectual.
  • Pueden ser presentados utilizando el servicio de “Diseño Exprés” que consiste en un pre-diagnóstico de los diseños a presentar y un apoyo posterior a la presentación de los mismos. Solicitar el servicio a este correo.
¿Cómo sé que un diseño industrial está registrado en España?

La OEPM ofrece el acceso gratuito a la base de datos de Diseños, donde es posible consultar los más de 230.000 diseños que se han registrado en España en los últimos 48 años. La base dispone de diversos campos: solicitante, título del diseño, fechas, etc. y permite visualizar información asociada al diseño.

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «0» - Promedio «0»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »
Ir al contenido