Gamificación
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)

4.8
(5)

GAMIFICACIÓN

E un tipo de aprendizaje que transpone la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional con el fin de conseguir mejores resultados, la gamificación es usada para absorber, como, por ejemplo algunos conocimientos, mejorar habilidades, o bien recompensar acciones concretas, entre otros muchos objetivos.

La gamificación está innovando dado el auge de las tecnologías de Internet y el uso del Marketing Digital.

Las innovaciones de la gamificación están fundamentadas en las metodologías de formación debido a su carácter de juego, lo que hace más fácil la interiorización de conocimientos de una forma más divertida, y así generar una experiencia positiva en el usuario. El modelo lúdico que se usa funciona bastante bien puesto que consigue motivar a los alumnos.

Este modelo de juego permite desarrollar un mayor compromiso en las personas, además de incentivar a la superación individual y en grupo. Para la gamificación se utilizan una serie de técnicas mecánicas y dinámicas extraídas de los juegos, siendo su principal objetivo mecánico el de recompensar al usuario con los objetivos alcanzados y el principal objetivo dinámico el de hacer referencia a la motivación del propio usuario para jugar y seguir adelante en la obtención de sus metas. Dependiendo de la función que se persiga se utilizarán las técnicas correctas.

Entre los conceptos y las técnicas más empleados en los juegos, destacan, por ejemplo, las recompensas, los niveles, los progresos, las cuentas atrás, las herramientas, el contenido gratuito y los programas de fidelización.

¿Cómo pueden aplicarse los conceptos y las técnicas de los juegos a las marcas?

Las oportunidades son en realidad infinitas. Sin embargo, la fusión del marketing y “gamification” se plasma habitualmente en las siguientes técnicas: Los programas de fidelización, la integración de aplicaciones móviles y la integración web.

La gamificación es una tendencia metodológica que está penetrando en las aulas. La utilización del juego como motivación para el aprendizaje se ha utilizado siempre en edades tempranas pero se ha estigmatizado en edades más avanzadas o incluso en la edad adulta, ya que, se consideraba una pérdida de tiempo. En los últimos años estamos asistiendo a una revalorización del juego y del aspecto lúdico ya que se han podido constatar que su uso contribuye a desarrollar nuestra creatividad y a fijar mejor el aprendizaje debido al fuerte componente emocional.

La ludificación —o más conocido por el anglicismo gamificación, del inglés gamification—​ es el uso de técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos y el ocio en actividades no recreativas con el fin de potenciar la motivación, así como de reforzar la conducta para solucionar un problema, mejorar la productividad,​ obtener un objetivo, activar el aprendizaje y evaluar a individuos concretos.

Por lo tanto, el objetivo, de gamificar es motivar a realizar ciertas acciones. Para conseguirlo, utilizamos la potencia de los juegos, pero no como un todo sino extrayendo partes (elementos) de estos. Los juegos nos motivan porque nos divierten. Si analizamos por qué nos divierten, vemos que combinan diferentes elementos que generan ese deseo de seguir jugando.

Con todo esto, cuando gamificamos debemos tener en cuenta la variedad de intereses de las personas que esperamos que entren en nuestro sistema gamificado. Así, siempre intentaremos diseñar propuestas que respondan al abanico más amplio posible de sensibilidades.

Algunas de las claves para gamificar con éxito son:​

  • Poder escoger.
  • Existe una progresión.
  • es social: competir, colaborar, compartir, ver.
  • Crea hábito.
  • Crea una lealtad “Loyalty”.
  • Crea expectación.
  • Tocar puede ser divertido.
  • Lo importante es que haya una progresión hacia un dominio de la materia o maestría, mediante pequeños logros.

Lo que motiva:

  • Maestría.
  • Auto descubrimiento.
  • Diversión.
  • Pensar como un diseñador de juegos.
  • Pensar en nuestros participantes como en jugadores.
  • Mantener a nuestros jugadores en el juego, jugando.
  • Que sea divertido, los juegos funcionan porque son divertidos, por lo tanto, hay que conseguir que la actividad a gamificar también lo sea.

Cosas consideradas divertidas:

  • Ganar.
  • Resolver problemas.
  • Explorar.
  • Trabajar en equipo.
  • Reconocimiento.
  • Triunfar… ganar perdiendo otros.
  • Recolectar “cosas”.
  • Sorpresas.
  • Imaginación.
  • Compartir.
  • Juego de roles.
  • Personalización.
  • Perder el tiempo.

Y, también, ¡¡es importante si quieres usar la gamificación para motivar a tu equipo, tener en cuenta que hay diferentes tipos de jugadores!!:

Teoría sobre los jugadores de Richard Bartle

Existen cuatro tipos de jugadores con diferentes motivaciones e intereses hacia el juego. Por un lado, se encuentran aquellos que se centran en la consecución de los objetivos y en el resultado final del juego, y por el otro, los que se centran más en el valor participativo y lúdico que entraña el juego en sí mismo.

El asesino

Su principal motivación es la de ganar y conseguir obtener el primer puesto de la clasificación. La forma para retener a estos participantes en el juego es mediante el uso de listas de clasificación en las que pueden comprobar cómo van superando los distintos niveles y cómo van escalando puestos. Son aquellos jugadores que les gusta engañar y luchar. Puede esperarse que este tipo de personalidad sea común, pero las investigaciones de Bartle sugieren que sólo un reducido 1% de jugadores se corresponden con este rol.

El triunfador

Es un tipo de jugador aventurero, cuya principal motivación es la de continuar descubriendo nuevos escenarios, plataformas o niveles y superar los objetivos marcados en el juego. En este sentido, su motivación es intrínseca y está más relacionada con la satisfacción personal o el bien del grupo. Son activos en el juego pero no necesariamente con otros participantes. Su objetivo principal es quedar primero.​ Bartle estima que apenas el 10% de jugadores son del tipo triunfador. Su grado de competitividad se basa en adquirir más que los demás, pero en menor grado que el tipo asesino.

El sociable

Su motivación es de tipo social por encima de la misma estrategia del juego, compartir con los demás o crear una red de contactos o amigos. Se les retiene en el juego a través de chats o listas de amigos. Buscan socializar, compartir y reflexionar con otros participantes.​ Les interesa crear comunidades. La inmensa mayoría de los jugadores son del tipo sociable, cerca del 80% según estima Bartle. Se complacen uniéndose a los demás para alcanzar logros que por sí mismos no conseguirían.

El explorador

Es aquel jugador que le gusta descubrir aquello que le es desconocido. Le atraen los retos complejos mediante los cuales pueda superar los diferentes niveles del juego. Su motivación es la auto superación. Les interesa interactuar con el sistema o plataforma propuesto.​ El tipo explorador representa cerca del 10% de los jugadores y no se deja abatir ante las tareas repetitivas siempre que en algún momento desbloqueen un área nueva del juego. Para ellos, el descubrimiento es el premio.​

Hay jugadores que prefieren relacionarse con otros jugadores como es el caso del asesino y el socializador. Por otro lado, hay quienes priman la interacción o acción con el mundo de juego, como los triunfadores y los exploradores. Richard Bartle concluye en sus resultados que los perfiles se distribuyen en la siguiente proporción de jugadores: asesinos 20 %, triunfadores 40 %, exploradores 50 % y socializadores 80 %.

Lo que quiere decir que un jugador puede clasificarse en más de un perfil generando perfiles hibridados como asesino-socializador por ejemplo, o incluso un jugador que presenta los cuatro tipos de comportamiento pero que destaca más en uno en concreto.

¿Quieres gamificar en tu empresa?

Investiga qué tipo de jugadores son tus colaboradores y sabrás que motiva más a cada persona. En todo caso, ten en cuenta, incluir diferentes estrategias para que todas las personas del equipo encuentren algo con lo que sentirse motivadas.

¿Qué te parece intentar un ejemplo de gamificación para motivar a tu equipo?

Te gustaría contar con la participación de las personas de tu equipo para que aporten ideas innovadoras a la empresa, que propongan proyectos, productos o servicios. Has puesto un buzón de sugerencias pero no ha tenido mucho éxito. ¿Se te ocurre alguna estrategia de gamificación que podría ayudar?

Recuerda: la gamificación utiliza elementos del juego pero no es jugar. Además, tu estrategia debe motivar a los cuatro tipos de jugadores.

Puedes ver algunas ideas relacionadas aquí

📹 Vídeo

APLICA ESTE TIP EN TU PROYECTO

  • 💻 PRACTICA con un experto en el próximo webinar práctico.
  • 🔎 CONSULTA más TIPs relacionadas con este mismo tema.
  • 📖 AMPLIA tus conocimientos descargando este EBOOK.

PIENSA EN TI

PIENSA EN AYUDAR A LOS DEMÁS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «5» - Promedio «4.8»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »
Ir al contenido