Herramienta de financiación complementaria del capital riesgo.

El Venture Debt comprende un abanico de opciones de deuda a disposición de startups que se encuentran en una etapa inicial de su desarrollo.  Se utiliza como una herramienta de financiación complementaria del capital riesgo y que se encuentra a medio camino entre éste y los préstamos tradicionales.

Puede ser obtenida a través de entidades bancarias especializadas en este tipo de instrumento, como de prestamistas especializados no bancarios y  se suele estructurar en forma de un préstamo a medio plazo (de tres a cinco años), con un tipo de interés elevado en función del riesgo apreciado (actualmente puede superar el 10 por ciento) donde, al principio (uno o dos años), sólo se pagan intereses.

No suele requerir garantías, si bien el préstamo suele llevar incorporado un warrant, esto es, un derecho a comprar participaciones o acciones a un precio determinado y durante un periodo determinado (por ello el venture debt se considera un instrumento híbrido de financiación, pues combina deuda y capital). En algunos casos se puede llegar a exigir como garantía activos en forma de derechos de propiedad industrial o aplicaciones informáticas.

Puede constituir un instrumento financiero de gran utilidad en los siguientes casos:

  • Cuando se quiere disponer de fondos adicionales para acelerar el crecimiento de la compañía sin incrementar capital.
  • Para complementar una ronda de inversión o una vez ha tenido lugar ésta y no se desea incrementar la dilución del capital.
  • Para la adquisición de equipos.
  • Para financiar adquisiciones.
  • Cuando la cantidad necesaria no es suficiente para plantear una ronda de inversión.

Esta alternativa de financiación puede resultar favorable por varios motivos:

  • Conlleva una menor dilución para los propietarios del capital (emprendedores e inversores), salvo una pequeña parte (debido a los warrants).
  • No es necesario fijar una valoración de la sociedad.
  • Los prestamistas no suelen requerir ser miembros del Consejo de Administración de la sociedad.
  • El proceso de due diligence no suele ser tan minucioso como cuando se trata de tomar una participación del capital.
  • Es menos costosa que el capital si se estructura adecuadamente.

En cambio, puede resultar desfavorable cuando:

  • La posición de caja es muy débil, pues las condiciones de financiación pueden ser muy perjudiciales.
  • Cuando los pagos de la deuda supongan un porcentaje muy elevado sobre los gastos operativos de la empresa, pues puede desanimar a los futuros inversores y suponer una pesada carga para la sociedad.
  • Cuando la sociedad tiene flujos de ingresos y cuentas por cobrar muy estables, en cuyo caso puede resultar más favorable plantear una línea de crédito.

Por lo general, el Venture Debt se concede a empresas que ya han completado con éxito más de una ronda de financiación con inversores privados profesionales o fondos de capital riesgo, pero que aún no generan flujos de caja positivos que les permitan acceder a financiación bancaria tradicional.

Con la financiación obtenida se pueden realizar inversiones y financiar activos que permitan llevar a la empresa a una fase más avanzada y conseguir así cerrar con éxito una nueva ronda de inversión a una valoración superior o a superar el punto de equilibrio y generar flujos de caja positivos.

En orden a la relación de pagos a los acreedores en caso de liquidación de la sociedad, el Venture Debt se sitúa antes de los préstamos convertibles y del capital.

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «» - Promedio «0»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »