Barreras a la internacionalización
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)

4.7
(36)

BARRERAS A LA INTERNACIONALIZACIÓN

Como cualquier otra aventura empresarial, la internacionalización presenta unos retos que tu empresa deberá superar para lograr beneficios y asentarse con éxito en un mercado exterior.

Algunos de esos retos pueden ser:

  • Ser capaz de crecer lo suficiente como para afrontar la internacionalización.
  • Optimizar los procesos productivos para adaptarse a los nuevos mercados, y a la competencia existente.
  • Ser capaz de compensar la posible estacionalidad del producto que se ofrece, equilibrando oferta y demanda en los distintos mercados.
  • Ser capaz de superar las posibles barreras culturales, las barreras idiomáticas, o la existencia de monedas diferentes en los mercados a los que se pretende llegar.

Para ello, lo primero que tiene que hacer la empresa es analizar su situación y responder a las siguientes preguntas sobre su modelo de negocio:

  •  ¿Encajan mis productos en el mercado de destino tal cual son o debo hacer cambios?
  • ¿El posicionamiento de precio en el mercado de destino puede ser el mismo o tengo que cambiarlo?
  • ¿Cómo voy a hacer la distribución? ¿Puedo/debo apoyarme en socios locales?
  • ¿Cómo voy a comunicar? ¿Necesito una estrategia diferenciada para el mercado de destino?
  •  Dependencia de la moneda

Cuatro obstáculos principales como barreras

En principio, y de forma general, cabría distinguir cuatro grandes tipos de obstáculos a los que se pueden enfrentar las empresas al desarrollar su actividad internacional:

  • Limitaciones de recursos financieros. 

Obstáculos financieros: relacionados con aspectos como la fluctuación monetaria o dificultad de acceso a los créditos de exportación

Las limitaciones de recursos financieros pueden afectar a diversos aspectos de la actividad de la empresa:

    • En su funcionamiento interno. Tu empresa necesita dinero para financiar su actividad productiva, capital circulante, etc.

Más relacionado con su actividad internacional, la empresa necesita disponer de recursos para financiar sus actividades comerciales y de marketing.

    • En su relación con potenciales clientes. La empresa necesita ofrecer financiación a sus clientes extranjeros para que éstos financien sus compras. Puede tratarse de financiación a corto plazo, o financiación a medio o largo plazo.

En la que es normal emplear créditos a la exportación.

  • Falta de personal directivo preparado.

La carencia de medios humanos preparados se manifiesta en que muchas Pymes no tienen personal que hable idiomas. Hay casos de empresas que para preparar un correo electrónico lo redactan en español y luego lo traducen al inglés en un traductor de la web.

  • Dificultad para identificar potenciales clientes o socios y oportunidades de negocio en otros países.

Este es uno de los obstáculos clave con los que tropiezan las empresas, a pesar de que se pueda pensar que con los avances en información que ha posibilitado Internet este obstáculo habría perdido importancia.

A través de Internet, se puede obtener mucha información, pero es preciso tener la capacidad para estudiarla y depurarla de forma adecuada; y aquí nos encontramos de nuevo con la barrera mencionada en el punto anterior, la falta de preparación de los recursos humanos.

  • Dificultad para obtener información sobre mercados exteriores.

Este es sin duda uno de los campos en los que con Internet se ha dado un gran avance. Hoy es mucho más fácil que hace 20 años obtener a través de Internet estudios de mercado, o información sobre regulaciones de importaciones en otros países, por poner dos ejemplos del tipo de información más relevante que necesita una empresa cuando aborda los mercados internacionales.

En todo caso, sigue siendo un área cuya importancia es con frecuencia minusvalorada en las empresas.

    • Obstáculos comerciales: desconocimiento de las oportunidades comerciales, desconocimiento de la estructura de distribución, prácticas comerciales, o falta de contactos.
    • Obstáculos logísticos: viajes para explorar los mercados, altos fletes, costes de coordinación y control, problemas culturales.
    • Obstáculos legales: barreras arancelarias y no arancelarias.
    • Obstáculos a la inversión directa: que en muchos casos obligan a la formación de empresas conjuntas con empresas locales.

Eliminar la barrera del MIEDO a internacionalizar

El deseo de internacionalizar te tiene que llegar a explorar nuevos mercados, quitando el miedo por lo desconocido, saliendo de tu área de confort, no te dejes frenan por la sensación de inseguridad, explora con determinación y decisión.

En ocasiones nos atenazamos con cosas que anticipan los acontecimientos,  inseguridad en un País: inseguridad ciudadana, corrupción y otras barreras más que derribarás en cuando viajes

 “los localismos y el analfabetismo se curan viajando”.

  • Miedo a ser engañado

El desconocimiento de la legislación, costumbres o entorno hace que veamos posibles “timadores” por todas partes. Salir de la zona de confort cuesta, y tu mercado local, más o menos es conocido.

El mismo miedo de montar una empresa se instala en el emprendedor cuando tiene que tomar decisiones que le implican salir de su “comodidad”.

Traspasar fronteras físicas también supone traspasar fronteras mentales.

  • Comodidad

¿Alguna vez habéis escuchado la frase: “Con lo bien que se vive en España”?. Si es así podemos entender que el emprendedor español tiene tendencia a quedarse donde “cree que vive bien”.

Viajar implica pasar tiempo fuera, no comer la misma comida, conocer gente nueva…. ¡¡¡Uff que pereza, verdad!!!. Pues nuestro círculo de comodidad debe chocar frontalmente con nuestro deseo de hacer cosas nuevas.

Si crees que el mundo acaba en España te invito a que “muevas el culo” y compruebes que no es así, y que también “se vive muy bien” en otros sitios

  • El idioma

El idioma se aprende cuando lo necesitas, así que, cuanto antes empieces a usarlo, mejor.

  • Inseguridad

Es muy español el creernos menos que otros.  Nos destacan en comunicación, creatividad, relaciones sociales, empatía,… Ser español está muy bien visto en muchos sitios, a nivel de negocios.

A veces, la inseguridad, viene porque no estamos convencidos del producto o servicio que ofrecemos. Para esto, ¡existe un remedio!, que es testarlo con anterioridad. Viajar al lugar donde se quiere hacer negocios se hace imprescindible para comprobar de primera mano si lo que tenemos ofrece valor.

Y, también, de paso nos quitamos los prejuicios que llevemos.

  • Creencia de que hay que hacer una gran Inversión

En esta época hay que medir muy bien los costes de inversión.

Es indudable que los viajes y estancias son algo que se debe realizar, aunque con el proceso más adelantado se puede utilizar el teléfono y las videoconferencias).

  • Sobre esto haría la siguiente pregunta: ¿cuesta lo mismo abrir una delegación en otra provincia que no es la tuya que fuera de España?.

A veces, es inclusive más económico hacerlo en el extranjero.

El poder medir la inversión inicial también puede llevar a un proceso de colaboración, en un primer paso, con empresas locales en el país elegido.

El modelo de partner o joint venture, que no deja de ser un colaborador, puede ahorrar muchos costes, para luego avanzar en otros modelos, cuando el negocio vaya siendo mas maduro.

  • La sensación de falta de control

El control del negocio por parte del emprendedor es imprescindible para su buen desarrollo es decisivo que es elegir a tus colaboradores.

En mi opinión no se corren más riesgos eligiendo personal para tu empresa en España como eligiendo para fuera de ella.

Esa decisión es muy importante y debe ser motivo de reflexión:

¿Desplazo allí alguien de confianza?

¿Contrato o colaboro con alguien local?,

¿Cómo controlo a las personas que me representen allí?.

Desde luego no es fácil de llevar pero existen medios para hacerlo. Eso si vas a tener que viajar

Un emprendedor no puede pensar que todo lo hacen desde allí y no pasa nada. Es indudable que salir fuera de nuestras fronteras puede significar un punto de inflexión para muchos Emprendedores.

El hacerlo acompañado por otros emprendedores puede quitarnos esa sensación de “vértigo” que tenemos al afrontar esta “aventura”.

Para muchos puede significar la salvación de su empresa o su despegue hacia nuevas metas. Hagas lo que hagas hazlo convencido. Si no estás seguro es mejor que no lo hagas.

Puede que pensemos que nunca es buen momento para internacionalizar nuestra empresa porque estamos en otro punto del desarrollo del negocio.

AHORA QUE HAS LEÍDO ESTA TIP, RESPONDE A LAS PREGUNTAS:

  1. ¿Barreras a tu internacionalización?.

PIENSA EN TI

  • 👩‍🏟 PARTICIPA en los WEBINARs prácticos, solicita tu plaza
  • 🌐 CONTACTA con otros proyectos y empresas, ¡inscríbete en el Networking!
  • 🚀 IMPULSA tu empresa en el programa de aceleración intensivo, ¡haz tu pre-reserva!

PIENSA EN AYUDAR A LOS DEMÁS

🚀🌍 Acelera la internacionalización de tu empresa con la ayuda de 70 expertos, finaciación, contactos, 150.00 euros en servicios y mentoring… Todo esto, gracias al programa GRATUITO de Softlanding que organiza la primera aceleradora de impacto mentorDay. Ya son más de 1000 empresas impulsadas, ¡únete y solicita aquí tu plaza! 

✈️¿Tu empresa en Europa en solo 3 semanas? ¡Es posible! Descárgate ebook esta guía gratuita

💰 ¿Cómo vender en Europa? ¡Participa en este Webinar para aprovechar toda la financiación y ayudas y aprende a vender en Europa! 

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «36» - Promedio «4.7»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »
Ir al contenido