Disputas y mecanismos de resolución internacional
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)

0
(0)

Disputas y mecanismos de resolución internacional

Las relaciones comerciales con terceros, en la generalidad de los casos, se inician con entusiasmo, objetivos comunes y expectativas de beneficios para todos los intervinientes, a corto, medio o largo plazo. 

Pero, desafortunadamente, las circunstancias del mercado, las diferencias culturales o la simple separación de los objetivos inicialmente comunes pueden conducir a disputas entre las partes, ya sean clientes, proveedores, agentes, distribuidores, etc. 

Frente a tales disputas, tres son los medios básicos de solución de conflictos, al margen de la propia negociación entre las partes en disputa: los procedimientos judiciales, el arbitraje y la mediación. 

Aun cuando el momento de inicio de las relaciones puede parecer no ser el momento adecuado para plantearse el modo de resolver hipotéticos conflictos futuros, la práctica demuestra que lo que no se prevé inicialmente termina convirtiéndose en un procedimiento judicial, no necesariamente satisfactorio, ya sea por las circunstancias del procedimiento (tribunal competente, ley aplicable) o del juzgado (potencial lentitud del juzgado competente, etc.) o, simplemente, por los costes. P

Por ello, es esencial analizar desde el inicio los pros y contras de cada uno de los sistemas de solución de conflictos, para poder adoptar una decisión debidamente fundada y reflejarla adecuadamente en los documentos contractuales. 

Asimismo, es igualmente fundamental acordar (si es posible) qué legislación debe aplicarse a las relaciones comerciales, más allá de lo previsto contractualmente, con el fin de evitar posteriores sorpresas derivadas de la aplicación de los tratados internacionales ante la falta de previsión contractual al respecto. 

Así, conviene saber que: 
  • El arbitraje es el procedimiento vinculante que permite a las partes conocer con antelación cuándo obtendrán una resolución definitiva (las resoluciones arbitrales no son susceptibles de recurso sobre el fondo, sino únicamente de anulación), que habitualmente no excede de un plazo de año y medio y cuyo contenido es confidencial, sin que pueda ser transmitido a terceros ajenos al procedimiento. Sus costes –especialmente cuando se trata de arbitrajes internacionales– suelen ser elevados. 
  • El procedimiento judicial es de duración imprevisible y puede, en el caso español, dilatarse la obtención de una sentencia firme (no recurrible) durante años. Ello es consecuencia del sistema de recursos, que permite que pueda cuestionar la valoración jurídica o fáctica realizada por el juez ante errores materiales o interpretativos suyos. 
  • La mediación es un sistema no vinculante de resolución de conflictos, por lo que contribuye a una «negociación dirigida» por un tercero, objetivo, que puede permitir una empatía de las partes pese a las posiciones adversas para tratar de alcanzar soluciones equitativas.
Recomendación práctica 

Analizar el interés de la compañía considerando tanto lo que puede beneficiar como perjudicar de cada uno de los sistemas de resolución de conflictos. Es decir, no solo pensar en «si tengo una pretensión bien fundamentada, quiero poder obtener una resolución rápida», sino también en supuestos en que las pretensiones sean dudosas o simplemente carentes de fundamento jurídico, a pesar de ser esenciales desde el punto de vista de negocio. 

El consejo experto 

En contratos internacionales es difícil consensuar la sumisión de las partes a los tribunales propios o a instituciones arbitrales del país, salvo que una de las partes sea especialmente débil, en cuyo caso suele tener mayor protección (p. ej. contratos de agencia). 

En tales casos, lo recomendable es someterse a un arbitraje institucional internacional (p. ej., ante la Cámara de Comercio Internacional de París), pero previendo desde el inicio la sumisión a un único árbitro para evitar que se tripliquen los costes por designación de tribunales arbitrales de tres miembros, que resultan, en la práctica, innecesarios. 

Club Español del Arbitraje (www.clubarbitraje.com).

🚀🌍 Acelera la internacionalización de tu empresa con la ayuda de 70 expertos, finaciación, contactos, 150.00 euros en servicios y mentoring… Todo esto, gracias al programa GRATUITO de Softlanding que organiza la primera aceleradora de impacto mentorDay. Ya son más de 1000 empresas impulsadas, ¡únete y solicita aquí tu plaza! 
✈️¿Tu empresa en Europa en solo 3 semanas? ¡Es posible! Descárgate ebook esta guía gratuita
💰 ¿Cómo vender en Europa? ¡Participa en este Webinar para aprovechar toda la financiación y ayudas y aprende a vender en Europa! 

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «0» - Promedio «0»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »