¿Cómo puede mi empresa iniciar su proceso de digitalización?
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)

0
(0)

¿Cómo puede mi empresa iniciar su proceso de digitalización?

Es normal e incluso aconsejable que en la época en que vivimos las empresas empiecen a plantearse cómo dar el gran paso hacia el mundo digital.

Gracias a internet y al avance de la tecnología, podemos encontrar en el mercado miles y miles de herramientas que pueden ayudarnos a agilizar procesos, automatizar tareas o a ayudarnos en las gestiones diarias.

Sin embargo, es un proceso que necesita de mucha implicación, dedicación y planificación. No se trata de algo sencillo que puede hacerse de la noche a la mañana. 

Es un proceso que puede modificar por completo la estructura y la manera de trabajar de nuestra empresa. Por eso es necesario un compromiso firme y una disponibilidad completa para llevar adelante el proceso.

A continuación, te daremos algunos pasos que puedes seguir para conseguir el objetivo de digitalizar tu empresa.

Pasos a seguir para iniciar el proceso de digitalización de tu empresa:

Analiza la situación actual de tu empresa

  • No podemos pretender realizar un cambio estructural de estas magnitudes sin antes conocer al detalle el estado y la situación actual de nuestra empresa.
  • Sería como dar un salto al vacío, sin saber cuándo ni donde caeremos. Puede salir bien, pero lo más seguro es que salga mal y se termine perdiendo tiempo y dinero.
  • No existe un proceso de digitalización común ni una guía universal. Cada empresa es un mundo, con sus situaciones y su estructura. Es un proceso individual que varía de empresa en empresa.
  • Por eso, es importante estudiar, analizar y conocer a fondo en qué punto se encuentra nuestra empresa. 
  • Si existen puntos más fácilmente mejorables, si hay algunos que ya funcionan de manera digital o si podemos incorporar distintos departamentos juntos son algunos de los aspectos que tendremos que analizar antes de empezar.
  • Este es un trabajo previo que nos ayudará a entender dónde estamos situados y por donde debemos empezar. Nos sirve para poder crear una hoja de ruta con todos los procesos que tendremos que llevar a cabo.
  • Conociendo la base y los elementos de los que disponemos como punto de partida, tendremos una gran ventaja a la hora de implementar y planificar el proceso de digitalización de nuestra empresa.

Planifica

  • Ya hemos mencionado mucho esta palabra en el apartado anterior, pero queremos hacer énfasis en lo importante que es tener un plan al que seguir.
  • Si hemos hecho un análisis específico como hemos indicado en el punto anterior, realizar un plan de la estrategia que llevaremos a cabo no debería ser complicado.
  • Una vez que ya tenemos una idea general y completa de la situación en la que se encuentra nuestra empresa y tenemos en mente cuál es el objetivo al que queremos llegar ― la digitalización, obviamente― solo nos queda pensar cómo unir ambos puntos.
  • La planificación consiste en el conjunto de procesos o acciones que tendremos que llevar a cabo para que nuestra empresa pase de su estado actual al grado de digitalización que queremos alcanzar.
  • No necesariamente hay que alcanzar una digitalización completa, se puede optar por un proyecto híbrido o en el grado que mejor se adapte a nuestra empresa.
  • Lo importante es no dejar lugar para la improvisación. Todos nuestros pasos deben estar previamente estudiados y calculados, ya que es la mejor manera para prevenir incidentes o sorpresas.
  • Si hemos analizado bien la situación y hecho una planificación a conciencia, no debería haber imprevistos. Y, si los hay, estaremos preparados para hacerles frente intentando que nos afecten lo menos posible.

Apóyate en software

  • Una de las claves en el proceso de digitalización es elegir correctamente el tipo de software que queremos utilizar.
  • Si hemos analizado la empresa, en nuestra planificación estarán ya especificados cuáles son los departamentos que deberán digitalizarse. Sabiendo esto, podremos buscar directamente el tipo de software que necesitamos y ver que ofertas encontramos en el mercado.
  • Los principales, más universales y fáciles de implementar son los programas de facturación: 
    • Con ellos todas nuestras facturas emitidas y recibidas podrán almacenarse de manera digital.
    • Esto permitirá que el programa pueda contabilizarlas y cambiar su estado de manera automática.
    • Además, si a estos programas le sumamos la tecnología OCR, podremos también añadir las facturas que aún recibamos en formato físico. 
  • Si no sabes qué es el reconocimiento OCR, es aquel que se encarga de analizar los caracteres y convertir un archivo papel o imagen, en uno 100% digital y editable.
  • Otro software que puede ser muy útil son los CRM. Un programa que se encarga de unificar todas las interacciones y datos con los clientes en un solo lugar. Particularmente útil para mejorar la atención al cliente e idear estrategias de marketing.
  • Estos son solo tres ejemplos bastante genéricos de softwares que puedes utilizar en tu empresa como base para digitalizar.
  • A raíz de estos puedes añadir otros que encajen mejor con tu empresa, o utilizarlos como punto de partida en tu búsqueda de otros software.

Estudia la situación del mercado

  • Si bien conocer internamente nuestra empresa y su situación es útil, no podemos descuidar el entorno en que nuestra empresa está emplazada. No podemos tener un punto de vista objetivo, si no tenemos uno o varios otros puntos de vista para compararnos.
  • No se trata de una competencia agresiva, sino, más bien, de saber en qué lugar estamos posicionados.
  • Debemos conocer el mercado y la competencia para saber en qué punto se encuentran los demás y ver si la digitalización puede resultar, además de una ventaja propia, un diferencial frente a la competencia.
  • Si el resto de la competencia aún funciona de manera analógica, la digitalización puede ser una muy buena manera de dar un paso adelante y diferenciarnos. Nuestra empresa puede funcionar de manera más eficiente y los clientes valorarlo.
  • Si, por el contrario, el resto de la competencia ya se encuentra en un punto avanzado en el proceso, la digitalización se convierte en algo más imperativo.
  • Podemos vernos adelantados en poco tiempo y quedarnos obsoletos. Arriesgándonos, así, a perder clientes y poner en riesgo la supervivencia de nuestra empresa.
  • El análisis de la competencia puede servirnos como un incentivo para terminar de convencernos de la necesidad de digitalizar nuestra empresa y estar al día con la tecnología.

Controla los resultados

  • El proceso de digitalización no termina una vez que hemos llevado a cabo todas las acciones que teníamos planeado. Esa es solo la primera etapa. Una vez llegados al punto objetivo de digitalizar nuestra empresa es necesario analizar los resultados. 
  • Debemos ver si realmente los cambios que hemos llevado a cabo han dado los resultados esperados, o si hay aún cambios por realizar. 
  • Puede ser que el sistema digital que hemos implementado en determinado sector no esté funcionando o esté resultando no ser el óptimo. Por eso debemos siempre estar constantemente pendientes a los resultados.
  • La parte positiva es que, al ser todo digital, es mucho más fácil obtener datos e informes que nos indiquen si vamos por el buen camino o no.
  • Podemos utilizar indicadores preestablecidos y así poder ver si, en caso de que no alcancemos los resultados previstos, vamos por buen camino y necesitaremos más tiempo; o por el contrario, debemos abordarlo desde otro punto distinto.

Fórmate continuamente

  • La tecnología avanza a pasos de gigantes. Es una rueda en constante movimiento que no para de innovar y lanzar al mercado nuevos productos o herramientas que pueden sernos muy útiles y que desconocemos.
  • Por eso se trata de una formación continua. Por un lado, la propia. Debemos estar al día con todas las nuevas tecnologías y ver cómo pueden aplicarse y si se adaptan a las necesidades de nuestra empresa.
  • Por otro lado, por los trabajadores de nuestra empresa. Debemos asegurarnos que todos sepan cómo utilizar las nuevas herramientas que vayamos a utilizar y que estén al día con sus actualizaciones.
  • Además, un trabajador que esté al día con las tecnologías puede descubrir mejoras o nuevas herramientas que pueden hacer su trabajo más fácil. 
  • Debemos estar abiertos a mejoras y consejos de todos aquellos que quieran dárnoslos. Aunque creamos estar al día con los avances tecnológicos, siempre puede haber noticias que aún no hayamos recibido y que pueden interesarnos.
  • En resumen, se trata de mantener la mente abierta a realizar cambios aunque supongan modificar la estructura completa de nuestra empresa. Si creemos que pueden ser cambios positivos que, a la larga, traerán beneficios para nosotros y nuestra empresa, vale la pena intentarlo.
  • Siempre y cuando se hayan hecho los análisis y planes necesarios para que todo se realice de la manera más segura, controlada y sin riesgos posible.

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «0» - Promedio «0»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »
Ir al contenido