Estrategia de internacionalización
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)


4.4
(5)

Estrategia de internacionalización

El salto al exterior es un paso lógico que te permitirá seguir creciendo a través del
desarrollo de nuevos mercados.

Explorar las oportunidades que ofrece el negocio internacional es apasionante, pero a la vez es más complejo que hacer negocios dentro de tu propio país.
Y no es sólo porque los clientes sean distintos. También hay que tratar con aduanas y otras autoridades gubernamentales, con bancos, aseguradoras, proveedores de servicios de importación o exportación y de transporte internacional.

Además, tienes que familiarizarte con las prácticas de negocio en otros países, diferentes culturas y
monedas.

El éxito depende en gran parte de que la estrategia de internacionalización sea la adecuada, empezando por un buen análisis del mercado y de contar con las ayudas y apoyos necesarios.

Internacionalizar es el proceso que sigue una empresa para llegar a mercados internacionales y exportar los bienes y/o servicios que produce en su mercado de origen.

La actividad exportadora no es una actividad eventual que responde a situaciones coyunturales, sino que exige una visión a medio plazo y una estrategia claramente definida. Este proceso lleva tiempo y conlleva mucho esfuerzo por parte de la empresa. Pero con una estrategia adecuada y los conocimientos necesarios, la internacionalización puede aportar resultados muy positivos a tu empresa.

Debes de crear tu  empresa pensado desde el principio en la internacionalización, es decir, en como conquistar también a clientes que están en otros países. 

El proceso de internacionalización suele ser gradual: en un primer momento se trata de exportaciones o importaciones ocasionales, seguidas de una fase de actividad internacional regular, para alcanzar finalmente el establecimiento en el exterior a través de filiales comerciales o productivas.

En ocasiones puede resultar complicado para las pequeñas y medianas empresas conocer las tendencias de la economía mundial para aprovechar nuevas oportunidades comerciales y definir la estrategia que resulte en una internacionalización exitosa, pero debes de estar atento y aprovechar todas las oportunidades.

Las empresas digitales están a una distancia de un sólo golpe de click de todos los clientes del mundo, ahora bien, no tiene sentido intentar conquistar clientes que viven en otros países si todavía no he conquistado los que tengo cerca. 

Salir al exterior supone un esfuerzo extra de actividades, socios, recursos, inversiones, personas  que hay que estar bien preparado. 

Si mi modelo de negocio no funciona correctamente en mi región, no voy a mejorar por repetirlo en otros países, es más, puedo agravar la situación por querer internacionalizar antes de tiempo

Los inversores quieren startups con potencial de crecimiento amplio y esto exige que el emprendedor tenga una gran ambición por internacionalizar la empresa lo antes posible.

Esta muy bien pensar a lo grande, pero lo correcto es empezar a ejecutar por lo pequeño, e internacionalizar en el momento adecuado.

 

Autoanalizar la viabilidad de dar el paso internacional:

a la hora de plantearse salir al exterior, tienes que poder responder a 

¿tengo un producto o servicio que puede ser competitivo en otros países?

¿En qué países funcionaría mi producto o servicio? ¿Dispongo de recursos financieros, técnicos y humanos para afrontar la internacionalización?

¿Puede mi empresa asumir una expansión internacional?

¿De qué manera entraría en el país de destino: directamente, con socios locales…?

Tener un plan de internacionalización: puede ser complicado llevar a cabo todos los análisis y la investigación necesaria para elaborar un plan de internacionalización, sin embargo es una tarea obligatoria para expandirse con garantías, que requiere tener unos objetivos claros, recursos suficientes, personal especializado… sin dejar nada a la improvisación.

Plantearse exportar antes de internacionalizar: es una experiencia previa muy útil, como una especie de prueba piloto o testeo del mercado, porque puede ayudarnos a determinar si dar el paso definitivo a la internacionalización.

Definir los objetivos: hay que tener muy claro por qué queremos expandir nuestra marca en el extranjero, cuáles son los objetivos reales por los que queremos dar el paso internacional.

No tener ninguna prisa: estamos ante un proceso complejo de abordar, que no entiende de corto ni de medio plazo, sino que ha de llevarse a cabo con miras a largo plazo y de permanencia en el país de destino; por eso, hay que tomárselo con calma y sin asumir riesgos innecesarios.

Disponer de los recursos necesarios: especialmente de tipo económico, ya que hay que tener músculo financiero para afrontar la internacionalización, así como rodearse de profesionales en la materia y también contar con recursos técnicos en cuanto al control logístico a realizar cuando se introduce un producto o servicio en otro país.

Contar con una buen marketing y branding: hoy en día no existen fronteras gracias a las nuevas tecnologías, por eso es muy importante disponer de una web de calidad, con contenidos bien elaborados, de navegación sencilla y práctica, que aporte valor a la marca, así como a los productos o servicios que ofertamos.

Elegir el mercado de destino: en el mundo hay 194 países y hay que definir claramente en cuál queremos desembarcar, por proximidad, por afinidades culturales, lingüísticas, porque ha surgido una oportunidad, porque hay personas interesadas en introducir nuestro negocio en su país de origen…

Análisis profundo y exhaustivo del mercado de destino: hay diversas fuentes, estudios, informes… para obtener información sobre el país en el que queremos desembarcar; no obstante, lo más aconsejable y fiable es conocer el mercado in situ: asistir a ferias sectoriales con profesionales de internacionalización, saber cuál es la competencia, estudiar la legislación, las mejores ubicaciones, los hábitos culturales… y sobre todo con el apoyo permanente de un experto nativo y con un amplio conocimiento del mercado.

Elegir la fórmula de entrada al país de destino: la fórmula más práctica y efectiva para desembarcar en otro país es a través de socios locales, puesto que van a aportar el conocimiento preciso del mercado, lo que va a facilitar mucho el proceso de internacionalización. De ahí que sea fundamental aliarse con personas que tengan el perfil adecuado para ayudarnos a introducir y luego a expandir nuestro producto o servicio por su país.

Para ver si ya estás preparado para salir al exterior te recomiendo completar este test (entrar)

 

Estrategia de Internacionalización

Para internacionalizar tu empresa hay que seguir unos pasos y mantener una estrategia constante:

  1. Tener muy claros los aspectos principales del negocio. Como la estrategia desarrollada en el marco nacional, la propia definición del negocio, la metodología de trabajo, el buen conocimiento del producto que se ofrece al cliente, etc.
  2. Investigar a fondo las ventajas y desventajas competitivas del mercado al que se va a introducir tu empresa.
  3. Valorar los costes que suponen la penetración en un mercado extranjero, para lo cual es recomendable que realices viajes y consigas nuevos contactos.
  4. Tener en cuenta factores como la necesidad de una logística más avanzada, una producción superior, una plantilla más amplia, etc.
  5. Tener tu producto preparado para competir en un mercado nuevo y ser capaz de ofrecer algo distinto a lo que ya existe en el mercado en el que se va a introducir.
  6. Tu empresa debe prepararse para asumir los gastos iniciales de la internacionalización
  7. Conocer la legislación relativa al mercado en el que se vas a introducir tu empresa.

Hay mucha financiación y ayudas para internacionalizar tu proyecto (ver fuentes)

Participa en el taller práctico de como se vende fuera. (inscribete en el webinar)

Para mejorar tu capacidad de internacionalización te recomendamos completar alguno de los programas de aceleración que organizamos cada mes (haz pre-reserva plaza)

Y ahora que ya has aprendido que es Internacionalización, desde MentorDay te agradecemos que valores el tip.

 

 

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «5» - Promedio «4.4»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS
Translate »