HABLAR EN PÚBLICO
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)

5
(4)

HABLAR EN PÚBLICO

A la hora de hablar en público, el discurso será diferente según el objetivo de este: Informar, Persuadir, Inspirar o Entretener.

En todo caso el discurso se divide en tres partes:
1. INTRODUCCION
2. CUERPO
3. CONCLUSION

1. INTRODUCCION

En el prólogo debemos captar la atención de la audiencia y esto se puede hacer con varias técnicas:
1. Story telling: Contar una anécdota o algo divertido o algo potente que conecte.
2. Pregunta retórica: una pregunta potente que no necesita ser respondida. Esto consigue que la gente empiece a pensar en el asunto, «¿cuándo fue la última vez que …?»
4. Participación de la audiencia: «levantar la mano quien haya colaborado con una ONG…»
5. Afirmación sorprendente: «esto que estáis haciendo ahora mismo os está matando…»

Una vez captada la atención, hay que convertirlo en interés. Esto se puede hacer con otras tres técnicas:
1. El preview: hacer un resumen muy breve de lo que vamos a ver. Sirve muy bien en las charlas informativas.
2. Mencionar los objetivos o los beneficios de escuchar la charla: «en los próximos 20 minutos vais a mejorar… os vais a convertir en mejores…» Un beneficio para la audiencia.
4. Crear un gancho con nuestro story telling: por ejemplo, dejar un pequeño misterio sin resolver «yo, ese día, no sabía que, al salir de casa, todo iba a cambiar…»

2. CUERPO

Igual que la historia tiene una estructura, el Cuerpo tiene su propia estructura y su propio objetivo. Este objetivo principal es ilustrar nuestra idea central, nuestro objetivo, con palabras. Hay diferentes tipos de discurso según el objetivo que estemos buscando. Puede ser un discurso persuasivo por lo que nuestro discurso tiene que convencer y persuadir (cómo es el pitch de la startup para convencer al inversor y captar financiación), o puede ser un discurso informativo (elevator pitch), por lo que el objetivo es que recuerden nuestras palabras. Todo lo que digamos debe tener un objetivo. Elegir bien qué y cómo vamos a contarlo. Para conseguirlo vamos a dividir la idea principal en ideas secundarias y de apoyo.

Para dividir la idea principal en otras secundarias utilizamos las preguntas, el porqué del objetivo principal. Veamos un ejemplo: Si queremos convencer al inversor para captar fondos tenemos que preguntarnos «¿Por qué nuestra empresa es una buena inversión?» y responder con los puntos que vamos a desglosar: 1. Porque respondemos al problema del mercado (¿Qué?); 2. porque nuestro producto corrige ese problema (¿Cómo?); 3. porque tenemos mercado (¿Dónde?); 4. porque tenemos un buen equipo (¿Quién?) etc.

El orden del discurso central tiene muchas posibilidades. Según el objetivo del discurso, podemos hacerlo:
– Cronológico.
– Causa efecto.
– Problema solución.
– Secuencial.
– Importancia.
– Primero las desventajas y luego las ventajas, o al revés.

En el caso del discurso persuasivo, un ejemplo de orden del discurso del cuerpo central puede ser: El Problema que quiero resolver – La Causa del problema – La Solución del problema – Las Consecuencias para la audiencia de implementar la solución.

Dentro de cada idea secundaría, a la hora de representarla ante el público, también tendrá su propio orden informativo: Decirlo, Explicarlo, Mostrarlo y Concluirlo.

En definitiva, si el Cuerpo es como un árbol, arriba tendremos la idea central o principal, de donde saldrán las ramas que formarán las ideas secundarias, y debajo los datos, las anécdotas, etc. La forma final dependerá de lo que necesitemos conseguir con el discurso.

3. CONCLUSION

Es muy probable que la audiencia recuerde solo la última parte de la narración, por lo que es crucial cómo acabamos nuestra narrativa. Los objetivos de la conclusión son:
– Resumir lo que hemos dicho.
– Conseguir ejecutar el objetivo específico de nuestra charla.

Debemos señalizar que hemos empezado con la conclusión para que la audiencia nos preste más atención. Dos formas de conseguirlo es 1º a través de una pausa larga antes de empezar la conclusión o 2º empezar la conclusión con una palabra que claramente señalice el momento final, por ejemplo: «en conclusión», «en definitiva», «resumiendo», «para terminar».

Formas de concluir:

– Hacer un resumen de lo comentado.
– Cerrar el círculo.
– Hacer una cita de un personaje ilustre.
– Contar una anécdota.
– Acabar con una preguntar retorica para que la audiencia se vaya con la pregunta en la cabeza.
– Llamada a la atención (call to action). Verbalizar con la acción que queremos que hagan, algo tipo: «Ahora que saben del impacto de la donación a nuestra ONG, les animo que antes de salir de aquí, entren en la web y donen.»
Se pueden combinar varias de ellas.

Consejos que pueden ser útiles:

– Usar frases cortas.
– No usar jerga profesional y adaptar el discurso a la audiencia.
– Generar imágenes en la mente del espectador.
– Usar la repetición (guiar y reforzar el mensaje).

La voz es la herramienta de nuestro discurso por lo que debemos utilizarla bien. Hay que proyectar la voz y darle contraste: Usar el volumen adecuado según el lugar, el medio y la audiencia. Cambiar el tono durante el discurso, según el momento, por necesidades del guion y por romper la monotonía de la charla. Alternar velocidad y pausas (remarcar mensaje con una mayor lentitud (negrita), y con una pausa » subrayamos» el mensaje).

Lenguaje corporal: Cara, ojos, manos y postura:

– Cara: usar todo el rango de expresiones, especialmente si es en video. Sonreír y expresar.
– Ojos: Contacto visual en todo momento. Conectar con la audiencia. Captar atención.
– Manos: Usar muchos gestos con las manos usarlas bien de manera intencionada. Para apoyar y aumentar lo que se dice. Las manos dentro de la «caja» visual (entre cuello y cintura).
– Postura: Postura neutral, relajada y abierta. Piernas a la altura de los hombros, rodillas relajadas. Si te mueves por el escenario, empieza primero con la pierna hacia donde te vas a dirigir para siempre mantener la cara a la audiencia.

Cuando utilices apoyo visual, cuidado a los síntomas de la muerte por PowerPoint: leer directamente de la pantalla, cuando ponemos demasiado texto, o demasiados puntos, muchos niveles anidados en la slide, demasiadas slides, demasiadas transiciones o animaciones, o lanzar gráficos o tablas que no se entienden o no se pueden ver.

Proceso de creación del discurso debe ser iterativo. En cada iteración podemos y debemos mejorar la presentación. Primera iteración: Objetivo – generar ideas – eliminar las que no apoyan el objetivo – agrupar y ordenar las ideas – añadir información – primer ensayo. Tras esta primera iteración podremos medir el tiempo dedicado y los cambios a realizar. Siguientes iteraciones vamos adaptando y ajustando cada parte de la narración y de la presentación hasta llegar a la última presentación que vamos a realizar.

«Finalmente, practica mucho, y no olvides sonreír y disfrutar con tu discurso.»

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «4» - Promedio «5»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »