La Ley de Segunda Oportunidad
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)

0
(0)

Sin duda has escuchado alguna vez  aquello de que “todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad”.  La Ley de Segunda Oportunidad viene a paliar las indeseables consecuencias que las  sucesivas crisis económicas y especialmente la ocasionada por el Covid19, han provocado en el tejido empresarial: ERES, cierres, despidos, han provocados dramas humanos como pérdidas del patrimonio y del resultado  del trabajo y esfuerzo de años y en última instancia la pérdida del control de sus vidas

En estas circunstancias es natural que la frase de entrada cobre todo su sentido y se materialice en una Ley encaminada a facilitar una salida legal a estas personas: La Ley de la Segunda Oportunidad.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley 25/2015 de Segunda Oportunidad es una normativa encaminada a ayudar a las personas físicas y autónomos a reestructurar sus deudas e incluso a cancelarlas. Para ello emplea un procedimiento separado en diferentes fases. Para acogerse a esta ley es necesario ponerse en manos de un experto especialista  que se ocupe de los trámites y necesarios. El objetivo es salir de la situación de insolvencia y que una persona, tenga la oportunidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer”.

Mecanismo de la Ley: 

Veamos cuál es el trayecto que debe recorrer una persona que desea acogerse a esta norma:

Acuerdo extrajudicial de pagos,  AEP

El primer paso consiste en completar el modelo de solicitud en que se aporta toda la información necesaria para iniciar la tramitación. Esta solicitud se presenta ante Notario para el caso de las personas físicas o en el Registro Mercantil si se trata de un empresario. A continuación se asigna un mediador concursal  quien dará comienzo a la búsqueda de acuerdos extrajudiciales de pago AEP.

Estos acuerdos con los acreedores se encaminan a restruturar la deudas con el fin de facilitar su devolución. 

Qué pasa si no hay acuerdo:

En caso de no llegar a un acuerdo o si el patrimonio es insuficiente, el mediador concursal solicitará la apertura de un Concurso Consecutivo ante el Juez Concursal. Dentro de este concurso consecutivo se dará trámite  por una parte a la liquidación del patrimonio con el fin de aplicarlo al pago de las deudas y por la otra a la “solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho”.

En lo referente a la liquidación del patrimonio, es necesario contar con el asesoramiento de un buen abogado especializado que eventualmente podría salvar la residencia habitual.

En lo que respecta al llamado Beneficio de Exoneración de Pasivo Insatisfecho, éste puede ser provisional o definitivo. En caso de ser provisional el deudor deberá asumir un plan de pagos que puede durar hasta 5 años. Si es definitivo definitivo las deudas se cancelarán de forma automática.

El BEPI marca el punto y final del proceso de segunda oportunidad y la persona habrá cancelado sus deudas y podrá volver a empezar.

¿Cuánto cuesta acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad? 

Depende de la duración del procedimiento que puede ir desde los 4 meses hasta los 5 años. Además hay que tomar en consideración que además de los gastos del abogado especialista, el deudor asumirá  los gastos notariales, del procurador,  y del mediador concursal.  Por dar una cifra orientativa, un escritorio jurídico ofrece sus servicios especializados por 2.400 €, dando la opción de pagos fraccionados de una 100 € al mes.

Ventajas de la Ley de Segunda Oportunidad.

La Ley de segunda oportunidad es una vía para la cancelación de deudas y se erige como una buena alternativa frente a las simples refinanciaciones que no siempre funcionan. 

Por otra parte, el acuerdo extrajudicial implica parar los embargos y suspende el devengo de intereses.

La cancelación de las deudas públicas suele ser compleja ya que las administraciones no ven con buenos ojos la negociación de créditos.

Gracias al BEPI el sujeto deudor podrá librarse de deudas particularmente relevantes en caso de ser autónomo.

Son todas ventajas lo suficientemente importantes como para dedicar un tiempo a sopesar seriamente esta opción, sobre todo teniendo en cuenta que la persona queda en condiciones de volver a emprender.

El mercado cada vez valora mejor la experiencia adquirida con un fracaso empresarial, y esto facilita la búsqueda de empleo en el caso de necesitarlo

Ley del emprendedor. Proteger los bienes vitales del emprendedor (muy poco éxito…)

Ahora que ya has aprendido todo sobre esta Tip, deberías saber responder a estas preguntas:

  1. ¿Conocías esta fórmula para hacer frente a las deudas por parte de los autónomos ?
  2. ¿Conoces casos de emprendedores que no toman iniciativas por estar lastrados por deudas del pasado? Envíales esta Tip.
  3. ¿Si es tu caso, ves que podría ser una buena opción para ti?  

¡Te animamos a que hagas el ejercicio de responderlas!

QUIZZ: Lee las siguientes frases e indica si consideras que son verdaderas o falsas.

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «0» - Promedio «0»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »
Ir al contenido