OUTSOURCING, SUBCONTRATACION
Esta TIP forma parte del programa de aceleración de empresas (ver +) Recibe todas las ayudas gratuitas para impulsar tu proyecto (inscribete). Haz contactos en el próximo evento de networking (ver+)

4.1
(8)

OUTSOURCING, SUBCONTRATACION

Subcontratación, outsourcing, externalización de recursos

La subcontratación es un acuerdo por el que una empresa contrata a otra para que sea responsable de una actividad planificada o existente que se realiza o podría realizarse internamente y, en ocasiones, implica la transferencia de empleados y activos de una empresa a otra.

Es por tanto la externalización de actividades complementarias a la actividad principal de tu empresa. Su objetivo, básicamente, consiste en reducir costes recurriendo a otra empresa especializada en esa actividad, con lo que la empresa puede concentrar sus esfuerzos en la actividad principal de su negocio. 

A veces la externalización de servicios está permitiendo a las empresas conseguir altos niveles de competitividad a través de la innovación y la flexibilidad de sus actividades.

Empezamos subcontratando lo que menos valor aporte al cliente, las actividades secundarias, en ningún caso nuestro core o aquella tarea de donde nace nuestra ventaja competitiva (ver actividades clave)

que pueden traducirse en una gran ventaja competitiva. Dentro de este contexto, el outsourcing tiene una función eminentemente estratégica. Sacar todo el partido al outsourcing exige cumplir una serie de requisitos básicos, es decir, respetar su esencia para que así cumpla su función de la mejor manera posible. 

Para obtener un resultado positivo que se traduzca en una ventaja competitiva será el fruto de unas decisiones inteligentes a la hora de decidir qué actividades deben subcontratarse y a qué empresas. 

En algunos casos, por ejemplo, podría convenir externalizar actividades claves (que no esenciales) en las que la empresa no puede ser la mejor. El criterio, por lo tanto, será distinto para cada empresa, 

En términos generales es fundamental relegar al outsourcing a actividades que no sean fundamentales para la empresa, como control de proveedores, de calidad, seguridad, estrategia, funciones de control de la empresa o de su propia imagen. Contar con servicios especializados, hacer frente a un mercado cambiante o evitar el uso intensivo de recursos, gastos o inversión de capital son algunas de las razones de peso que resultan decisivos a la hora de decidirse.

Ventajas del outsourcing:

Se opta por servicios especializados, lo que deriva en una mayor efectividad.

Un menor coste laboral y de inversión, que repercutirá en la empresa subcontratada.

Incremento de la efectividad en la actividad principal de la empresa.

Resultado más elaborado que revierte en un producto de mayor calidad.

Posibilidad de ahorro en logística y costes laborales en caso de presencia en el exterior.

Reducción de costes y sustitución de gastos fijos por variables.

Riesgos del outsourcing: Lejos de paralizarnos ante los posibles inconvenientes de la subcontratación, conviene conocerlos para saber prevenirlos.

Riesgo de resultar perjudicados por una empresa subcontratada que no comparte nuestra cultura.

Costes mayores, en especial si se utiliza de forma no estratégica, como subcontratación de personal (ETT)

Contingencias y dificultad para negociar precios, sobre todo si se depende de unos pocos proveedores.

Problemas de calidad u otras deficiencias por falta de la orientación y control adecuado.

Casos de corrupción, explotación, robo o fraude.

Aunque las desventajas son numerosas, la realidad empresarial demuestra que el outsourcing es muy ventajoso y puede ser una pieza clave si buscamos un crecimiento rápido, habida cuenta, además, de las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información para una comunicación fluida en todo el mundo. 

En el actual escenario de alta competitividad a nivel local y mundial, el outsourcing que se lleva a cabo con éxito refuerza la calidad y reduce los costos del producto o servicio.  

Outsourcing en la internacionalización

Aunque son muchos los desafíos con los que se topa una compañía a la hora de establecerse en un nuevo país quizá el principal lo encontrará a la hora de descubrir información sobre el que será su nuevo mercado y entorno.

Las ventajas que supone externalizar un servicio dentro de nuestra compañía pero, ¿cómo realizarlo si estamos pensando en internacionalizar nuestro negocio?

¿Qué podré externalizar y qué no? ¿Cómo podemos estar seguros de que esa nueva empresa cumplirá los estándares de calidad a los que nuestra organización está acostumbrada?

Aunque serán muchas las preguntas que nos vendrán a la cabeza, también encontraremos muchas ventajas a la hora de subcontratar alguna actividad en otro país.

¿Has pensado en las posibilidades que daría a tu negocio el tener socios que favorezcan y contribuyan a la entrada en un nuevo entorno? Al hacer este tipo de acuerdos con proveedores extranjeros, tu empresa se pondrá en contacto directo con socios que manejan ese nuevo mercado y que pueden guiarte a la hora de instalarte.

No obstante, la elección de un proveedor en la externalización de un servicio es un momento muy delicado para tu empresa. Ser cauteloso con la información que se brinda a esta compañía será una salvaguarda a la hora de internacionalizar. Te mueves en un entorno desconocido y no conoces ni a tus clientes ni su reputación

Si los recursos humanos de su empresa o su experiencia internacional es limitada, o tu  equipo de exportación trabaja al máximo de sus capacidades en otros mercados pero entiende que la internacionalización es una necesidad básica para la diversificación y el aumento de las ventas de sus productos, te conviene buscar un buen proveedor para subcontratar un equipo de expertos con larga experiencia en comercio exterior y exportación para que le ayudará a iniciar el proceso de internacionalización de su empresa 

Ventajas :

Te puedes  beneficiar de una aportación de valor, de experiencia y de expertise pero con un compromiso flexible. 

No es necesario la contratación de nuevos empleados y otras infraestructuras fijas, 

Se ahorra dinero y costes de oportunidad, permitiendo a su empresa centrarse en su core business (actividad principal) mientras que las tareas comerciales y de desarrollo de negocio a nivel internacional quedan a cargo de expertos externos.  

Algunos de los costes fijos se convierten en variables. Entrevistas, leads, ventas, informes, proyectos finalizados, etc., tendrán un coste dependiendo del grado de aceptación y calidad del trabajo. Solo se paga por aquello que cumple estándares acordados, con lo que se elimina gran parte del riesgo.

El outsourcing hace que el riesgo de errores (salvo los propios) recaiga sobre la empresa subcontratada. En estos acuerdos siempre se desea que todo vaya bien, pero es importante delimitar bien los posibles riesgos.

La subcontratación de acciones de internacionalización permite centrar el talento propio en otras áreas. Así, se descarga a la organización para que pueda acometer otras tareas críticas.

Su empresa convierte su experiencia en mejores prácticas. Adquirir esas mejores prácticas es fundamental para innovar y avanzar sobre la competencia y se aprovechan las economías de escala de la consultora de internacionalización subcontratada, cuyos costes serán siempre inferiores debido a su especialización.

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «8» - Promedio «4.1»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

TEMAS
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Translate »