5
(2)

EMPRESAS ZOMBIES

Acelera tu empresa con estos consejos de expertos que cuenta sobre «Empresa zombies». ¡Analiza y descubre esta TIP!

Los muertos vivientes no piensan ni hacen nada más allá de moverse como autómatas. Por eso se les aplica el calificativo de zombi a las startups que no crecen ni evolucionan, simplemente siguen existiendo. Suele ocurrir que su proyecto no ha tenido éxito y, aunque de vez en cuando, pueden dar una bocanada de aire para probar alguna idea, sus planes no acaban de tener éxito. También, les pasa a aquellas empresas, que no tienen capital suficiente para pagar los costes del cese definitivo (despidos, finiquitos, pago a proveedores, etc.).

Crear una empresa es más o menos sencillo y está al alcance de muchas personas. Lo difícil no es crearla, lo difícil es crear una empresa que nos de dinero invirtiendo el tiempo justo y, esto solo ocurre, con las primeras posiciones de cada sector. Lo fácil es crear una empresa y caer en la marginalidad, en ser una empresa zombi… y eso no es lo que nos gustaría que os pase a ningún emprendedores, por eso nos hemos juntado tantos empresarios voluntarios, que ya hemos conseguido crear alguna empresa con éxito. La crisis financiera que hemos tenido en el mundo ha contribuido a que existan muchas más empresas zombies… cuando el mercado crece y todo va bien, hay menos ZOMBIES… aunque también existen en todos los sectores.

¿Qué son las empresas zombies y cómo actúan?

Los especialistas en el campo financiero llaman empresas zombies a aquellas que tienen un bajo nivel de rentabilidad y cuya única manera de sobrevivir es refinanciando su deuda cuantas veces sea necesario, incluso, si esta operación resulta más perjudicial que la propia disolución de las mismas empresas.

O dicho de otra manera: al igual que los zombies, míticos personajes de la ficción que regresan a la vida tras haber estado muertos, estas compañías tienen una deuda que se come todos sus beneficios y que, por tanto, las hace insostenibles.

Sin embargo, lo paradójico es que no desaparecen. Todo lo contrario, se las arreglan para replantear su deuda con las entidades financieras de turno y siguen funcionando a base de ampliaciones de capital inciertas. Los mercados europeos han visto crecer el número de empresas zombis en los años posteriores a la crisis. Según algunos estudios, actualmente, este tipo de compañías ya representan el 10% del mercado, al menos en potencias económicas como Alemania, Francia, Italia y España, exactamente el doble que hace diez años.

¿Por qué son tan peligrosas las empresas zombies?

Las empresas zombies están en un limbo continuo: no han muerto, pero tampoco son productivas. Aunque su efecto no se ha hecho sentir en la economía, esta situación las hace potencialmente perjudiciales para la recuperación económica y el panorama financiero en general.

Veamos por qué:

  • Tiran a la baja los precios de los sectores en los que operan como una de sus fórmulas para mantenerse a flote. Sin embargo, obligan a que empresas bien posicionadas deban hacer lo mismo para no perder su cuota de mercado.
  • Crean barreras de entrada para nuevos competidores, que lo piensan dos veces antes de entrar en un escenario comercial con competidores que están dispuestos a todo con tal de sobrevivir, aunque sea de mala manera.
  • Generan una larga lista de impagos cuando definitivamente no logran asumir sus compromisos de refinanciación. Y esto, claro, a quienes más afecta es a los terceros agentes que han aceptado las condiciones de renegociación.
  • Los países con mayores tasas de morosidad, por ejemplo Italia o España, han sido hasta la fecha los más afectados por las empresas zombies.

¿Cómo saber si una empresa es zombie?

Pero conocer si una empresa es zombi, o no, es difícil porque la empresa no es sólo su imagen financiera. Es, principalmente, el valor de quienes la dirigen y sus colaboradores. Hay casos en que los números (contables y financieros) dan bien, pero el ‘alma de la empresa’ ha desaparecido. ¡¡Es un zombi con un traje presentable!! Las empresas ZOMBIES siguen figurando en el registro de sociedades, sus operaciones, cada vez más disminuidas, dan apariencia de vida, pero son como ‘muertos vivientes’ que van perdiendo partes mientras se mueven con dificultad. Siguen funcionando aparentemente, pero ya no tienen posibilidades de sobrevivir, desaparecerán.

Hoy se despide un buen empleado harto de retrasos en la nómina, mañana pierde un cliente al que no se ha servido adecuadamente, otro día un proveedor deja de suministrar por falta de pago… Se mueven torpemente, con dificultad y, dejan jirones de su estructura, en el camino hasta su desaparición. El argumento de los que avisan de su existencia es que es mejor enterrarlas cuanto antes. Se evitan mayores pérdidas e, incluso, arriesgar más capital en un intento vano de salvarlas. El problema es saber cuando una empresa entra en el estado de zombi y no tiene solución. Por eso, proponen que la Administración no las financie con el dinero de todos, a través de, la garantía del Estado (que en los créditos ICO es el 70% del riesgo).

El uso del término zombie para referirse a una entidad con actividad económica, debe su origen a cuando se adoptó la expresión “empresa zombie” para hacer referencia a aquellos bancos insolventes, incapaces de seguir operando de no ser por el apoyo del gobierno y la financiación pública. Más adelante, el concepto se introdujo en el ecosistema empresarial para referirse a aquellas empresas o startups incapaces de seguir creciendo bien sea por la falta de clientes u actividad, pero a su vez, incapaces de finalizar su actividad de manera formal por falta de recursos económicos.

El hecho de que una empresa llegue a ser considerada una empresa zombie depende no sólo de factores internos, hay ocasiones, en que los factores coyunturales juegan un gran papel en el recorrido que pueda tener una empresa en el mercado. Así, según Iberoform, con la irrupción del Covid-19, en el año 2020 se esperaba que se duplicase el número de empresas españolas consideradas como empresas zombie, situándonos, junto con Italia, como uno de los países europeos con mayor número de empresas en situación de insolvencia durante dos ejercicios consecutivos.

¿Qué puede hacer una empresa en situación de insolvencia para revivir y dejar atrás su condición de zombies?

Pese a que, a largo plazo, en la mayoría de ocasiones, las empresas que dejan de crecer acaban muriendo (según un estudio realizado por el Corporate Strategy Board solamente el 4% de las empresas de la lista Fortune 50 que dejaron de crecer, lograron revertir su situación y volvieron a crecer), pivotar (ver TIP) el modelo de negocio (ver TIP) es la principal estrategia a la que recurren las compañías consideradas como zombies para mejorar su situación en el mercado.

Es frecuente que, pese a que una compañía llegue al mercado con una solución muy innovadora, la necesidad o el mercado no sea lo suficientemente grande para asegurar el crecimiento y consolidación de dicho proyecto.

¿Cuáles son los principales motivos que abocan a las empresas a convertirse en empresas zombies?

Pese a que las causas para que el crecimiento de una empresa se detenga tienden a infinito, destacan:

  • La incapacidad por incrementar la masa crítica de clientes.
  • El estancamiento en el volumen de ventas.
  • Costes de adquisición de clientes (ver TIP CAC) muy superiores a los ingresos derivados de los mismos.
  • Burn rate elevado.

Además, una vez la situación de insolvencia a la que ha llegado una compañía es irreversible, es importante que los emprendedores sepan, por muy difícil que parezca, cerrar etapas antes que sea demasiado tarde. Frecuentemente, el miedo a fracasar y la reticencia de los emprendedores a aceptar la realidad y desprenderse de un proyecto en el que tantos recursos han invertido, pasan más tiempo del deseando esperando a que las tendencias del mercado cambien a favor de su propuesta o modelo de negocio, sin gran éxito en la mayoría de ocasiones.

Por último, el hecho de que una startup se mantenga en una situación de insolvencia de manera prolongada en el tiempo, tiene consecuencias para diferentes socios de la misma. Mientras que, los trabajadores, deben hacer frente a la dificultad de ejercer su trabajo con los mínimos recursos disponibles, los inversores que forman parte del accionariado de las compañías se encuentran con la imposibilidad de dar salida a las inversiones realizadas y de generar rentabilidad alguna, a la vez que la economía del país se ve perjudicada dada la gran cantidad de recursos económicos que se consumen por parte de empresas que, a fin de cuentas, son incapaces de incrementar la competitividad del país.

¡¡Y LO MÁS GRAVE DE TODO ES QUE TE PASE A TI Y NO PUEDAS SALIR DE ELLO!! Y ESTO LO QUEREMOS EVITAR CON EL PROGRAMA DE ACELERACIÓN MENTORDAY

APLICA ESTE TIP EN TU PROYECTO

TAREA

Ahora que has leído la TIP, deberías de saber contestar a esta pregunta:

  • ¿Cuáles son las causas que llevan a la empresa a convertirse en zombie?

PIENSA EN TI

PIENSA EN AYUDAR A LOS DEMÁS

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «2» - Promedio «5»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

Copyright © mentorDay. Permitimos su reproducción total o parcial sólamente para ayudar gratuitamente a personas emprendedoras, nombrando siempre a su autor "mentorDay"

  • mentorVIRTUAL: Soy tu mentorVIRTUAL. ¿alguna pregunta?

La respuesta tardará unos 20 segundos. Generando respuesta ...

TEMAS

COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

  1. Define tu estrategia competitiva - Mentor Day WikiTips

    […] Después de tener identificada tu ventaja competitiva duradera a largo plazo, la estrategia es el camino que debes de seguir para llegar a ella. Sin una estrategia clara es muy fácil caer en el saco de las empresas zombies. […]

Ir al contenido