Exit de mi startup

4.7
(9)

EXIT DE MI STARTUP

Acelera tu empresa con estos consejos de expertos que cuenta sobre «Exit de mi startup». ¡Analiza y descubre esta TIP!

Cuando hablamos de Exit o salida es la estrategia de la startup para conseguir la venta parcial o total de la empresa a otros inversores. Recuerda que los inversores solo invierten en startups donde esté clara la estrategia de exit. En compañías consolidadas y en expansión, el Exit se refiere al momento en el tiempo en el que un inversor financiero saldrá de la compañía invertida. Así, materializará la rentabilidad que dicha inversión le ha generado. En el caso de las startups, el EXIT puede afectar a la venta completa de la empresa. Una Startup es una organización temporal que busca un modelo de negocio repetible, rentable y escalable (+) (RRE).

Cuando el equipo promotor lo ha conseguido puede ser un buen momento para vender, ya que lo que viene después es ejecución. Es decir, crecer el modelo, es gestionar una empresa con otros requisitos en cuanto al equipo. Si vas a buscar inversores profesionales tipo business angels (+) o venture capital (+) tienes que estar dispuesto a vender y ser proactivo en la búsqueda de compradores.

En muchos pactos de socios (+) existe una cláusula de arrastre que te puede obligar a vender también tu parte si el comprador así lo desea. Si quieres montar tu empresa como un autoempleo, el exit ya no existirá y, por tanto, ya no eres invertible. Los inversores esperan recuperar su inversión en tu capital más una plusvalía (x10, multiplicar por 10) en un determinado tiempo, vendiendo a otros inversores o compradores. Hay inversores que esperan que su estrategia de “exit” sea a los 3 años, otros a los 2 y otros a períodos superiores. Las experiencias en venture capital demuestran que solo un proyecto de cada 10 conseguirá el éxito, en algunos casos el éxito en sólo de 1 de cada 20 proyectos.

Hay varios tipos de «exit» o «salida» que una startup puede considerar

  1. Venta a otra empresa: la venta a otra empresa es cuando una empresa se vende a otra compañía, ya sea una empresa más grande o una empresa de capital de riesgo. Este tipo de exit puede ser una opción atractiva para las startups que son atractivas para otras empresas tecnológicas grandes o corporaciones que practican la innovación abierta.
  2. Recompra de acciones: la recompra de acciones es cuando el equipo promotor de la startup compra de vuelta las acciones de sus inversionistas. Este tipo de exit es a menudo una opción para las startups que no están interesadas en una salida a bolsa o en una venta a otra empresa y que prefieren mantenerse independientes.
  3. Fondeo secundario: el fondeo secundario es cuando los inversionistas venden sus acciones a otros inversionistas en lugar de a la empresa. Este tipo de exit puede ser una opción para los inversionistas que desean obtener un retorno de su inversión antes de la salida a bolsa o la venta a otra empresa.
  4. Salida a bolsa (IPO): la salida a bolsa es cuando una empresa emite acciones públicamente y se cotiza en una bolsa de valores. Este tipo de exit es a menudo el más deseado por los inversionistas, ya que puede generar grandes retornos de inversión. Sin embargo, también puede ser un proceso costoso y complejo.

Es importante tener en cuenta que cada tipo de exit tiene sus propios desafíos y consideraciones legales y financieras, por lo que es importante, buscar asesoría profesional para tomar una decisión informada.

Las participaciones de las startups pueden ser compradas por una amplia variedad de compradores:

  1. Grandes compañías: las grandes compañías pueden comprar startups para adquirir nuevas tecnologías, productos o mercados.
  2. Competidores: las startups pueden ser compradas por competidores para evitar que se conviertan en una amenaza futura.
  3. Fondos de capital de riesgo: los fondos de capital de riesgo pueden comprar startups para hacer una inversión a largo plazo y obtener una rentabilidad.
  4. Inversores estratégicos:los inversores estratégicos pueden ser compañías o individuos que ven una oportunidad de inversión en una startup y buscan una relación a largo plazo con ella.
  5. Empresas Particulares: las startups pueden ser compradas por particulares interesados en la tecnología o el producto que ofrecen para diversificar..

LAS FÓRMULAS DE DESINVERSIÓN EN ESPAÑA, DE ACUERDO AL ESTUDIO AEBAN-IESE

Las fórmulas más habituales para obtener rendimientos positivos fueron la venta de participaciones por la entrada de un fondo en una fase posterior y la venta a una empresa internacional (ver figura). La primera fue la opción de salida utilizada en el 48% de los casos y la segunda en el 25%.

Informe AEBAN-IESE

Los business angels buscan invertir en startups con una estrategia clara de salida o exit por varias razones:

  1. Objetivo de rentabilidad: la mayoría de los business angels invierten en startups con la esperanza de obtener una rentabilidad significativa a largo plazo. Una estrategia clara de salida les da la confianza de que su inversión puede ser realizada con éxito y conseguir una ganancia.
  2. Planificación a largo plazo: una estrategia clara de salida también les permite a los business angels planificar su inversión a largo plazo, lo que les permite entender cómo se desarrollará la empresa y cómo será su rendimiento financiero.
  3. Evaluación de riesgo: una estrategia clara de salida también ayuda a los business angels a evaluar el riesgo de la inversión. Si una empresa tiene una estrategia clara de salida, es más probable que tenga un plan sólido para gestionar el riesgo y alcanzar sus objetivos.
  4. Negociación: una estrategia clara de salida también puede ser útil en la negociación con los inversores. Si una empresa tiene una estrategia clara de salida, es más probable que sea capaz de negociar términos favorables para todas las partes involucradas.

En resumen, una estrategia clara de salida es fundamental para atraer a los business angels y para que inviertan en una startup con confianza. Les da la seguridad de que su inversión será rentable y que la empresa tiene un plan sólido para alcanzar sus objetivos a largo plazo.

¿MATAR LA VACA U ORDEÑARLA? ESTRATEGIAS DE EXIT PARA STARTUPS

Una de las dudas que a menudo nos surgen cuando estamos creando nuestra empresa es, paradójicamente, cómo será su final, y si acabaremos vendiéndola. Esta cuestión perfectamente práctica nada tiene de morbosa, y obedece a una finalidad tremendamente práctica: si no sabes para qué montas tu empresa lo más normal es que luego te equivoques.

¿QUÉ QUIERE DECIR CREAR UNA EMPRESA CON EL EXIT EN LA CABEZA?

Aunque a casi todos en algún momento se nos ha pasado por la cabeza esa idea romántica y adolescente de vender tu empresa a Google, la mayoría somos suficientemente sensatos para desechar el pensamiento… pero no porque no sea posible, sino porque no tiene sentido preocuparse por algo que está fuera de tus manos. Pero aún así es algo que deberíamos al menos conocer, y aplicar nuestro sentido común al respecto.

REALMENTE SÓLO HAY 2 FORMAS DE CREAR UNA EMPRESA CON SU FIN EN LA CABEZA, EL FAMOSO EXIT:

  • PARA VENDER;  MATAR LA VACA:

Son empresas que creamos con el fin de venderlas. Aunque obviamente por el camino debemos crear mucho valor, la métrica principal de estas compañías habitualmente es el crecimiento, algo que a menudo se hace sacrificando otras variables más «sostenibles». Si este es nuestro caso, deberíamos tener claro a quién queremos vender la compañía (deberías tener en la cabeza a varios posibles compradores que realmente puedan estar interesados y suelen adquirir empresas como la tuya), y sobre todo, por qué una empresa como esa estaría dispuesta a comprar tu startup (¿Quiere entrar a un nuevo mercado? ¿Necesita crecer más? ¿Quiere tu tecnología porque complementa la suya?…).

Todo eso va a matizar tu estrategia desde el día 1 de la empresa, ya que no vas a trabajar igual que si tu estrategia es crear un negocio rentable y sostenible (algo que es excepcionalmente importante). En este caso, vas a generar el valor no a través de unos grandes beneficios sino, de la compra de tu empresa por otra, por lo que es clave incrementar al máximo la variable en función de la cual se valorará tu empresa (habitualmente los usuarios). Y claro, eso implica normalmente que tenemos a uno o varios inversores detrás que también nos empujan en el crecimiento de la empresa.

  • PARA PERMANECER; ORDEÑAR LA VACA:

Si nuestra startup nace con vocación de convertirse en una empresa rentable y, sobre todo, sostenible, los planteamientos cambian completamente: en este caso el objetivo principal es crear unas bases sólidas sobre las que crecer de forma sensata y rentable, y ganar dinero a través de los beneficios que genere la empresa. Paradójicamente, esto implica que, durante los primeros años no se repartan dividendos y todos los beneficios generados se reinviertan en la propia empresa, haciendo que durante la época con más turbulencias (el nacimiento) haya un colchón suficiente para afrontar amenazas y crecer (con sentido común).

En este caso las métricas con las que vamos a dirigir el rumbo de la empresa no son las relacionadas (únicamente) con el crecimiento, sino con la rentabilidad (o el aprendizaje en las  primeras fases de una startup… algo más importante de lo que parece: en startups enfocadas al exit o venta y que basan sus métricas en el crecimiento se produce un fenómeno «binario», ya que normalmente o triunfan de una forma espectacular (1/100) o mueren de una forma espectacular y muy rápida (99/100). Cómo es posible que esto no haya quedado claro, vamos a poner un ejemplo de lo que afecta la estrategia de exit al rumbo de la empresa: Imaginemos que estamos construyendo una nueva empresa de venta de ropa. Si lo que nos guía es el «ordeñar la vaca»: posiblemente para crecer y expandirnos internacionalmente nos centraremos en mercados de un volumen razonable, con clientes rentables. Imaginemos que hablamos de Francia, Reino Unido y Alemania.

Sin embargo, si lo que guía nuestra empresa es un exit o venta a una empresa (quizás a una multinacional estadounidense del sector de la moda), posiblemente nuestra estrategia de expansión sea diferente: habitualmente las empresas estadounidenses que quieren tener presencia en Europa entran por Reino Unido y rápidamente se expanden por los países nórdicos, pero suelen encontrar resistencias para entrar a los países mediterráneos (barreras culturales, sociales, perfilado de consumidor…). En este escenario posiblemente decidamos empezar nuestra expansión por Italia, Francia…etc.

¿TIENE SENTIDO CREAR UNA COMPAÑÍA PARA VENDERLA?

En mi opinión no es en absoluto una buena idea construir una empresa con el «fin» en la cabeza y guiando nuestra estrategia para maximizar las probabilidades de compra. Creo que eso es como el cuento de la lechera, es imaginarnos lo que va a pasar y distraernos del presente. Además, el nivel de riesgo que introduce el crecer a una velocidad varias veces superior a lo normal no tiene sentido.

«¡Lo sé! ¡Vendamos nuestra empresa a Google por cuarenta millones de dólares!»

Uno debe crear una compañía con el ardiente deseo de resolver un problema o ayudar a un segmento de clientes (+), esforzándose en crear un gran producto que enamore a sus clientes y vertebre una compañía rentable y sostenible (no es lo mismo que eterna, ojo… que las empresas también tienen su ciclo de vida). ¿Quiere decir eso que no deberíamos pensar en los posibles exit? ¡En absoluto! Deberíamos en todo momento ser conscientes de las posibilidades de venta (si nos interesa explorar la opción, claro) que hay en el horizonte, e intentar maximizadas… pero sin que eso nos obligue a sacrificar nuestros principios .

OTRAS RAZONES POR LAS QUE EL EMPRENDEDOR DE UNA STARTUP PUEDE DECIDIR VENDERSE:

  1. Crecimiento acelerado: si la startup está experimentando un crecimiento sostenido y acelerado, puede que sea un buen momento para venderla a un comprador más grande que pueda proporcionar el apoyo financiero y los recursos necesarios para continuar su expansión.
  2. Oferta de compra atractiva: si la startup recibe una oferta de compra atractiva, puede ser una oportunidad para venderla y obtener una ganancia significativa.
  3. Presión de los inversores: los inversores pueden estar presionando para que la startup se venda si creen que ha alcanzado su máximo potencial o si no están satisfechos con su rendimiento financiero.
  4. Cambios en el mercado: si el mercado o la industria en la que opera la startup están experimentando cambios significativos, puede ser un buen momento para venderla antes de que sea afectada por estos cambios.
  5. Dificultades financieras: si la startup está experimentando dificultades financieras, puede que sea necesario venderla para evitar una quiebra.

En resumen, vender una startup puede ser una decisión estratégica que permita a los fundadores y a los inversores obtener una ganancia significativa y continuar con nuevos proyectos.

APLICA ESTE TIP EN TU PROYECTO

QUIZZES

PIENSA EN TI

PIENSA EN AYUDAR A LOS DEMÁS

¡Valora este TIP!

Haz clic sobre las estrellas para valorar

Valoración «9» - Promedio «4.7»

Sin votos aún. ¡Se el primero en votar!

Lamentamos que no te haya sido útil.

¡Ayudanos a mejorar este TIP!

Déjanos un comentario y dinos como mejorarías este TIP

COMPARTE

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Picture of Jaime Cavero

Jaime Cavero

Presidente de la Aceleradora mentorDay. Inversor en startups e impulsor de nuevas empresas a través de Dyrecto, DreaperB1 y mentorDay.
COMENTARIOS
Todos los Comentarios
COMENTARIOS

Tabla de contenidos

  • mentorVIRTUAL: Soy tu mentorVIRTUAL. ¿alguna pregunta?

La respuesta tardará unos 20 segundos. Generando respuesta ...

Ir al contenido