Como mentorDay cambió la vida de Miguel

Mi nombre es Miguel Hernández Camacho.

Me gradué en Bellas Artes en Barcelona. En mi último año de carrera sabía que quería emprender pero los profesores sólo me animaban a que hiciera la carrera de cine aunque a mí, lo que me apetecía realmente era terminar bellas artes y emprender. Lo tenía clarísimo, tanto, que de hecho enfoqué mi proyecto final para que tuviera salida laboral.

Al estudiar en Barcelona y tener muy cerca la facultad de Empresas, me facilitaba hablar con los profesores, por lo que mi proyecto final fue una mezcla de arte y empresa, lo que anticipaba ya de alguna manera mi futuro laboral. 

Mis padres se ponían nerviosos porque no entendían el camino de emprender, pero yo siempre he confiado en mi trabajo. Así, el verano que terminé de estudiar ya tenía pactado con un hotel de Mallorca exponer mis obras allí.

Entonces todos mis cuadros de gran formato 2m x 2m los tuve que desplazar de la facultad al puerto, alquilando un furgón que para sorpresa de los que trabajaban allí, al verme con ese material tan grande, no me dejaron entrar. Por un momento me vi tirado en el puerto y ahí empezó mi carrera como emprendedor. Me di cuenta que los camiones estaban embarcando, entonces empecé a parar a todos los camiones por si alguien me podía subir la carga y una buena mujer camionera me ayudó, metimos entre los dos todos los cuadros en su camión y me fui a Mallorca con un peto luminoso disfrazado de camionero. Al llegar y contarle la historia al director del hotel se sorprendió tanto que me consiguió una habitación en el propio hotel y allí comía con el personal de servicio.

Exposición de las obras en Mallorca

Estuve dos meses vendiendo mi obra allí. Luego me fui a la plaza de toros de Mallorca a proponer un proyecto novedoso para dar cine en las plazas de toros, proyectando imágenes en el ruedo. La idea encantó.

Cuando terminé de exponerlo me fui a Almadén, un pueblo de Ciudad Real que tiene una plaza con historia. De allí me fui a Cádiz en Sanlúcar de Barrameda para seguir trabajando en mi proyecto audiovisual que al final fue presentado por D. Juan José Padilla. Al maestro le propuse hacerle sus camisetas de despedida y ese verano las vendí por todas las plazas a las que él iba y es ahí cuando un día, estando en Ciudad Real conocí a mentorDay.

En diciembre de 2018 me seleccionaron para a viajar a Tenerife, a una semana de aceleración de proyectos en fase de desarrollo y fue entonces cuando me cambió la vida a nivel personal y profesional. La semana me aportó mucho y quedé, a partir de ahí, totalmente influenciado por la forma de trabajar de otros compañeros.

Al final de esa semana uno de los profesores comentó si queríamos proponer algo y yo dije que sería buena idea conocer la isla, hacer una excursión… y fue ahí donde conocí a mi novia. Me presenté a ella en la playa de las Gaviotas y desde entonces, siempre estamos juntos.

El lugar era como si me hubiera elegido a mi. A partir de ahí empecé a descubrir Tenerife con ella. Nos encanta ir a la playa y fue ahí donde me percaté que las sombrillas de Cruz Roja costaba detectarlas porque eran iguales a las del resto de usuarios.

Miguel en la playa

También nos encanta ir a hoteles, así que una mañana me desperté y mirando a la piscina y sus sombrillas, me imaginé todas las sombrillas con forma de corazones, y ese mismo día registré la idea para ponerme a trabajar en ella como una línea de trabajo muy disruptiva. Un proceso que me llevó seis meses. Con ayuda de mi novia contacté con gente muy profesional para desarrollar mis trabajos que enseguida conectaron con las ideas que yo tenía. Gracias a todos ellos pude dar forma y vida a mis ideas.

Con el trabajo ya finalizado decidí presentarme de nuevo a mentorDay que me volvieron a seleccionar con este nuevo proyecto, para participar en octubre de 2019 en su programa de aceleración, donde pude desarrollar una idea de negocio más sólida para mi empresa.

Actualmente la sombrilla de corazón la estoy enfocando al turismo de Tenerife potenciando #yosoyTenerife. Tenerife es sinónimo de sol, viveza, salud y calidad de vida. En este caso, la sombrilla de corazón que he desarrollado se identifica con estos valores. Usando esta idea original y divertida para llenar playas, hoteles y terrazas el turista puede identificar esta idea única con Tenerife y tener una experiencia visual y emocional única.

En mi empresa (HinGENIO) trabajo con mi socio. Él es abogado y se encarga del registro de Patentes y de la web donde mostramos las ideas de la empresa. En el norte de Tenerife es donde tengo actualmente el estudio, un lugar muy inspirador donde desarrollo todas mis ideas. También contamos con delegación en China. En estos momentos estoy creando un proyecto tecnológico con ADIF. También he iniciado conversaciones con Cruz Roja España para presentarles mis sombrillas como elemento diferenciador de sus puntos.  

Prototipo sombrilla

Gracias a mentorDay también he contactado para hacer un Erasmus Emprende en Bucarest que comienzo ahora hasta mediados de enero de 2020. A la vuelta quiero abrir mi empresa por medio de la zona ZEC y crear puestos de trabajo.

Sin duda mentorDay ha cambiado mi vida. Sus entrenamientos en compentencias emprendedoras me empoderaron, los contactos que me facilitaron me han abierto muchas puertas, las sesiones de financiación me han ayudado en mi andadura, pero sobre todo me han ayudado a cumplir mi sueño de emprender y crear mi propia empresa como siempre había deseado.

Participa y cuenta con el mejor programa de aceleración

WhatsApp WhatsApp
WhatsApp Chatbot
;