¿Qué es un Mentor?

La mitología griega nos cuenta que antes de iniciar unos de sus viajes Ulises confió el cuidado de su hijo Telémaco a un antiguo amigo llamado Mentor. Mentor era  la Diosa Atenea disfrazada.

Como formador en el campo del emprendimiento y como Mentor me gustaría transmitir en este post mi punto de vista en relación a la importancia y los indudables atractivos que la función del mentoring tiene y que van más allá de una remuneración económica. Como veremos el Mentoring es una actividad con un componente emintemente técnico pero envuelto en un halo de romanticismo. Un buen mentor es aquel que además de un excelente profesional en en su área, tiene una inequívoca orientación al servicio a los demás. Es evidente mi indisimulado propósito de  invitar a quienes gozan de ambos atributos a que se familiaricen con el mentoring y tal vez decidan dedicar una parte de sus vidas a ejercerlo. Un buen ecosistema emprendedor no se entiende si no existe un nutrido grupo de mentores dispuestos a ayudar. Serán muy bienvenidos.

El Mentoring no es una profesión en la medida en que no se vive de ella. El Mentoring es más bien un acto de generosidad que una persona experta en una determinada materia tiene con alguien que desea alcanzar un determinado objetivo.   El Mentor transmite al emprendedor los conocimientos, la experiencia y también el apoyo personal que éste  necesita sin obtener nada a cambio. La única recompensa del Mentor radica en su determinación de dar lo mejor de si en beneficio de otra persona. En esto consiste su auténtica satisfacción. En este sentido es importante reseñar que cuando el asesor recibe lícitamente una compensación económica del emprendedor, ya dejamos de hablar de Mentoring para hablar de coaching, consultoría, etc. 

Existen diversas modalidades de mentoring, pero la que aquí nos ocupa es la que se produce en el campo del emprendimiento empresarial, y en este sentido resulta particularmente interesante analizar la relación entre mentor y Mentee (experto y emprendedor). La filosofía que inspira el mentoring es muy sencilla: Un persona con conocimientos y experticia en un campo concreto, enseña  a otras a crecer y desarrollar su potencial con el fin de que, en espacio de tiempo determinado, puedan asumir en solitario el desempeño de sus funciones. Por tanto una de las características del mentoring es que se trata de una relación que se produce en un plano de igualdad entre dos personas y durante un periodo de tiempo limitado.

Por otra parte el Mentor no es un formador, no impone su punto de vista ni da soluciones cerradas a su Mentee. Es éste último quien siguiendo las orientaciones recibidas debe llegar a las decisiones adecuadas. El Mentor debe ser diestro en el dominio de técnicas de cuestionamiento a base del uso de preguntas abiertas y cerradas que invitan al análisis crítico, a la identificación de oportunidades   y la toma de decisiones  bien enfocadas.

El emprendimiento como todo proceso humano, implica una dinámica en la que se mezclan  la lógica y las emociones. Desde este punto de vista, una de las funciones del Mentor consiste en velar porque el Mentee no pierda nunca el contacto con la realidad. Es natural que el emprendedor se enamore de su proyecto, de su producto o servicio o incluso de sus procesos productivos, pero estos sentimientos deben ser controlados por el Mentor que debe orientar al  emprendedor hacia aquellos aspectos esenciales desde el punto de vista estratégico. En este sentido también los estados de ánimo tienen su influencia y el Mentor debe servir de apoyo moral y de estímulo cuando sea necesario.

De lo visto hasta ahora es fácil deducir que el mentoring tiene un componente psicológico evidente y no se puede negar que comparte características comunes con el coaching. Podemos afirmar por tanto que para ser un buen mentor no es suficiente con ser un profesional experto en un área de gestión concreta. Debe disponer además de grandes dosis de perspicacia, empatía además de una notable vocación de servicio a los demás.

Si has leido hasta aquí con atención no sería extraño que comiences a albergar la idea de pasar a engrosar las filas de mentores  dispuestos a ayudar a emprendedores. Con el fin de canalizar tu decisión te sugiero que entres en contacto con Mentorday de quienes hemos hablado en algún post anterior.  Se trata de una organización sin fines de lucro establecida en Tenerife, Islas Canarias, que lleva muchos años prestando apoyo a emprendedores de todo el mundo. Personalmente llevo algunos años colaborando en algunas de sus actividades y esto me ha permitido conocer a cientos de emprendedores con proyectos de lo más variopinto, y también entrar en contacto con colegas expertos en todas las áreas de gestión que han decidido dedicar una parte de su tiempo a este proyecto. Como puedes suponer esta relación con emprendedores y colegas expertos resulta particularmente enriquecedora y genera un entorno cargado de sinergias y oportunidades.

No importa en qué rincón del planeta vivas, si crees que el mentoring puede ser interesante para ti entra en contacto con mentorday.es Cada día Mentorday recibe multitud de proyectos de emprendedores, no solo canarios y del resto de España, sino también europeos y latinoamericanos solicitando su apoyo y participando en los diversos programas y actividades concebidas para conseguir hacer realidad los sueños de mucha gente.

Mentorday ofrece a mentores y emprendedores herramientas y actividades de eficacia contrastada. Por eso, si quieres profundizar en este tema, puedes participar en el programa de mentoring en que te aportará las claves para ser un buen  mentor: https:/mentorday/ser-mentor/

Publicado Vía  El séptimo hábito

Participa y cuenta con el mejor programa de aceleración

WhatsApp WhatsApp
WhatsApp Chatbot
;